AMBASSADOR - Referencia P19010
  Piso en SOTO MORALEJA - Página I

La vivienda que nos ocupa toda nuestra atención está ubicada en la urbanización La Moraleja, por todos conocidos como una urbanización de lujo y residencia de famosos. Su historia se remonta hasta el siglo XVIII cuando pertenecía a las tierras del rey Carlos III. Pertenece en el presente al término municipal de Alcobendas, aunque dicen los anuarios que tuvieron un intento frustrado de independencia del municipio citado. Se encuentra enclavado justo al norte de Madrid muy cerca del aeropuerto y de la autovía A-1 y rodeado por dos campos de golf. Se caracteriza por una construcción de casas independientes tipo chalets en su mayoría ubicado dentro de un bosque mediterráneo.  Dispone en la actualidad de la llamada "milla de oro" de la restauración, donde están ubicados los restaurantes más afamados como "Araceli", La Máquina, Aspen, Casa Quiros, etc.

Ambassador les presenta este fantástico piso de 221 m2 en una de las mejores urbanizaciones de El Soto de La Moraleja con seguridad 24 horas, zonas comunes, piscina, pistas de padel, parque infantil y zonas verdes. Se ubica en la planta baja, por lo que tiene también una zona exterior dedicada a una terraza de 64 m2. Su distribución es muy sencilla, con amplias habitaciones y grandes salones. Todo el inmueble respira un ambiente diáfano en el que se ha aprovechado hasta el último rincón. Todas las estancias dan al exterior, a excepción de los baños. Estos ambientes diáfanos se viven con mucha amplitud en la zona de recibo, que se sitúa a la derecha del recibidor. Mientras que a su izquierda, el espacio se subdivide en los tres dormitorios con sus tres baños.

Otra de las bondades de la vivienda es su diseño actual, de líneas sencillas y paredes lisas. Su caracter abierto y la integración de la cocina con el resto de recibo, tildan a este espacio como un piso del presente, desde su última reforma del año 2011. Otro detalle a tener en cuenta es el exquisito suelo de mármol que cubre la totalidad de la casa, bajo el que circula el maravilloso suelo radiante que dará calor a todo el hogar.

Accedemos a la casa a través de un amplio recibidor integrado con el conjunto de la zona de recibo, dejando a la derecha el acceso a la cocina y a la izquierda un aseo de visitas. Pero avancemos hacia el fondo directamente hacia el amplio salón dividido ilusoriamente en dos ambientes y un comedor central. Sobre estas líneas, pueden contemplar la espaciosa terraza que se proyecta tras este primer salón. Se aprecian de cerca los grandes ventanales de corredera de cuerpo entero que jalonan todo el exterior de la zona de recibo. Igualmente ocurre con el segundo salón que pueden ver en el fondo de la imagen inferior.

Como habrán podido observar, es un espacio abierto, donde los diferentes ambientes comparten el mismo espacio. He aquí el segundo salón con salida directa a la terraza. Este sentido abierto de la zona de recibo es quebrantable ya que los diferentes ambientes pueden ser delimitados por grandes puertas correderas de una sola hoja que se ocultan tras los tabiques. De este modo puede diseñar diferentes espacios según la apertura de esas puertas o incrementar mayor intimidad entre los diferentes espacios según convenga.


Páginas:  I    II    III    IV   V