AMBASSADOR - Referencia C14683
Chalet en Zona Habana - Página I

La zona del Paseo de la Habana es desde hace décadas una de las más demandadas de la capital desde el punto de vista inmobiliario. Está constituida por distintos núcleos en donde la edificación en bloques abiertos y ajardinados y conjuntos de adosados alternan con chalets independientes antiguos, magníficamente renovados y, en algunos casos, sometidos a protección arquitectónica; todo ello da a la zona un aspecto variado, moderno y cosmopolita.
Ello unido a la excepcional dotación de todo tipo de servicios de que se beneficia y a sus buenas comunicaciones, con rápidos accesos a través de la M-30 y M-40, tanto a las autovías radiales como al aeropuerto de Barajas han hecho que esta zona sea protagonista de una demanda estable que busca vivienda de calidad a la par que una garantizada y sólida revalorización en el tiempo.

Sobre una de las principales calles que enmarcan la zona, en una estratégica situación muy cercana a varias líneas de autobuses urbanos y en la inmediata proximidad a una estación de metro, encontramos el conjunto de chalets adosados al que pertenece el que Ambassador les presenta en este reportaje.
El conjunto -que se desarrolla en un espacio privado que dispone de seguridad 24 horas sobre 24- fue terminado de construir en el año 1987 y la vivienda que nos ocupa ha sido mantenida escrupulosamente durante todos estos años, debiendo destacarse un reforma realizada durante el pasado año 2008 que renovó totalmente cocina y oficio.
Sobre estas líneas una vista de la fachada posterior de la vivienda, jardín y piscina tomada desde el fondo de la parcela, que cuenta con una superficie de 300 m2.

El chalet -con 430 m2 construidos- se desarrolla según un proyecto que contempla dos plantas principales, más una de semisótano, más una de ático, en la que se dispone de una esplendida terraza que más tarde comentaremos. El diseño del chalet es de tipo moderno -de formas totalmente cúbicas- con cerramientos en color rojo suave, vigas vistas trasversales de hormigón y carpintería exterior en aluminio lacado en color roja carruaje, con cristalería climalit.
En la fotografía que antecede una vista de la entrada a la vivienda que nos permite apreciar el suelo del porche, en granito pulido, y las características de su carpintería interior realizada totalmente en madera maciza de pino Oregón.

Esta imagen del hall, en toma realizada desde la puerta de entrada, nos deja entrever el paso a la zona de recibo -al fondo- mediante puerta corredera de una sola hoja.
La distribución de la vivienda -por plantas- es como sigue.
En la planta baja: los citados porche de entrada y hall, a la derecha el paso a oficio y cocina, a continuación el aseo de cortesía y gabanero, al frente (en cota ligeramente inferior) la zona de recibo.
Dicha zona de recibo nos presenta un amplísimo salón que define tres ambientes más transiciones y en altura algo superior (la misma que la de la cocina y el oficio) el comedor, que cuenta con su propia comunicación independiente con la zona de servicio, junto a la que encontramos una cómoda despensa. Grandes cristaleras comunican la zona de recibo con el jardín y la piscina, tras atravesar un porche cubierto en el que se dispone de zonas de estar y de comedor de verano.

Vista de uno de los salones, en toma realizada desde la conexión con el hall. Los suelos en tarima de roble de tabla ancha sobre rastreles. En los techos -como en los de toda la vivienda- numerosos focos halógenos empotrados se encargan de proporcionar una adecuada iluminación ambiental.
Desde el espacio comprendido entre el hall y la zona de recibo parte la escalera que nos lleva tanto a las plantas superiores como al semisótano; de tamaño normalizado en todo su recorrido, está realizada con pasos y barandal de madera noble maciza.

Páginas:   I    II    III    IV   V